Su talento es nuestro prestigio

Nadal gana el Roland Garros en 2019… otra vez.

No hace ni dos semanas que Nadal ganó su duodécima Ensaladera en París. Si es grande como deportista, mayor es como persona. En 2007 creó la Fundación Rafa Nadal con el objetivo de atender a jóvenes con discapacidad intelectual, la integración social de menores vulnerables y la promoción del talento deportivo.

Es sabido que se inició con los primeros golpes de raqueta a los tres años; a los ocho ganó su primer título sub-12 y a los doce su familia se tomó en serio su formación, dejando otros deportes como el fútbol para dedicarse de lleno al tenis. Fue su tío quien creó un grupo de confianza para proyectar su carrera, con personas como su médico que le impuso el rigor y la disciplina necesaria para ser un deportista de élite. ¿Habría tenido el mismo éxito si en lugar de comenzar con tres años hubiera comenzado con diecisiete? Probablemente no.

Justo mientras Nadal ganaba el Roland Garros me topo con un artículo de Maggie Fergusson en The Economist sobre el talento intelectual. Maggie habla de niños como Tomás que, con tan solo cinco años, tiene en su cabeza teorías sobre los agujeros negros, quiere ser astrofísico y siente la necesidad de aprender matemáticas para fundamentar sus teorías.

Continuar leyendo «Su talento es nuestro prestigio»

Se busca mentor

Imagina un frasco, en su interior hay un número determinado de bacterias. Un segundo después, cada bacteria se duplica, y tendremos el doble. Cada una de las bacterias resultantes se vuelve a duplicar en cada segundo, y así sucesivamente. Pasado un minuto, el frasco está lleno. ¿En qué segundo las bacterias ocupan la mitad del frasco?

Este conocido problema, que aparece en el libro de Dimitri Formin, es el que utilizamos en el Círculo Matemático para dar la bienvenida a «los nuevos».

Sí, aquí en nuestra Región tenemos un Círculo Matemático. Empezó en enero y está formado por una constelación de personas fantásticas. Se formó por casualidad en navidades, cuando Fabi comentaba que tenía que recuperar las mates y en la cocina de casa le dimos un buen tute. A partir de ese día, quedábamos de manera informal, y en lugar de repasar currículo, nos pusimos a resolver otro tipo de problemas. Nos reuníamos en casa hasta que decidimos formalizarlo. Ahora el Circulo Matemático se reúne los miércoles en el espacio municipal La Nave en Puente Tocinos y cada uno de los participantes es un diamante que aún no sabe cuánto puede brillar.

Continuar leyendo «Se busca mentor»

La otra élite

Protagonistas de la serie ‘Élite’ que emite Netflix.

Los hijos nos acercan a distintas realidades que, sin ellos, seguro no habríamos tocado. Hablo, por ejemplo, de las decenas de veces que he visto Blancanieves con pasión, o mi afición a los dibujos animados de Postman Pat y la Oveja Shaun.

Estas navidades me han acercado a la mundialmente famosa serie Élite y tengo que confesar que me encanta el personaje de Nadia interpretado por Mina El-Hammani, como referente de la democratización del talento, del esfuerzo y del empoderamiento de la mujer por su memorable frase en el primer episodio: «Cuando termine mis estudios quiero ser diplomática de las Naciones Unidas». Hay que ser muy valiente para decir eso en un entorno desconocido, no quiere pasar desapercibida, no tiene miedo al qué dirán y no le importa destacar. ¡Olé!

El concepto de élite en la serie es muy claro; la élite es la formada por la clase alta, por personas adineradas que viven en un ecosistema poco permeable.

Me recreo pensando en la palabra élite y en sus connotaciones, casi siempre negativas. Teniendo en cuenta la única acepción de la Real Academia de la Lengua refiriéndose a «minoría selecta o rectora», o que Wikipedia dice que es un grupo minoritario de personas que tienen un estatus superior al resto de las personas de la sociedad.

En una sociedad, y en particular en la nuestra, existen distintas élites, dependiendo de los intereses particulares de cada una de ellas. La existencia de estas élites en plural se relaciona con la creciente diferenciación de la sociedad. No todos somos iguales, somos diferentes sin olvidar que todos tenemos los mismos derechos y obligaciones.

El término élite viene del francés y está íntimamente relacionado con los ideales republicanos, en cuanto que el concepto simboliza la demanda de que quienes ejercen el poder deben ser escogidos «por sus virtudes y sus méritos» y no por su origen familiar. A lo largo de la historia, este concepto ha sido estudiado a partir de conceptos de sabiduría y virtud. Destaco que a su vez el término francés viene del latín electus, electi , ‘elegido’ (en función de su dinero, su poder, su inteligencia, su belleza). Continuar leyendo «La otra élite»

Popurrí educativo en la aldea global

Reviso las últimas noticias y artículos publicados en relación con la educación y nuestro sistema educativo, animada por el artículo de mi amigo Andrés Nieto que la semana pasada aquí mismo comentaba las bondades de la legislación en esta materia y las deficiencias de su implantación.

Sin mucho esfuerzo en la búsqueda, encuentro noticias que no son las de siempre (concertada sí o no, religión sí o no, etc). Leo, por ejemplo, que hay «una brecha de dos cursos en Matemáticas y Ciencias entre Andalucía y Castilla y León» y no parece que los niños andaluces sean más torpes sino que los alumnos no aprenden lo que no se les enseña. Y ¿qué se explica en Murcia? Esto tiene que estar en el currículo de nuestra región. Ahí se comprueba que, en Primaria, los contenidos de matemáticas son siempre los mismos, añadiéndole ‘un poquito más’ cada nuevo curso, de forma que si en el primer curso se estudia en el Bloque 1 «Explicación oral de los pasos seguidos en la resolución de un problema», en el Bloque 1 de Sexto de Primaria, vuelve a aparecer «Explicación oral de los pasos seguidos en la resolución de un problema» ¿Será que durante el verano los cocos de los críos se formatean y hay que volver a repetir lo mismo curso tras curso o que no logran aprender lo que toca en su curso y año tras año se da la oportunidad para que cuando se vayan a graduar tengamos la certeza de que como mínimo saben sumar y restar? Continuar leyendo «Popurrí educativo en la aldea global»

Deberes para el verano

La mayoría de estudiantes comienza hoy sus vacaciones. Fin de curso.

Toca ahora pensar en las vacaciones, ¿a dónde ir? ¿cómo gestionar esos días en que los padres trabajamos? En esto último alivia un poco esa costumbre de poner deberes a los peques, para que no pierdan ritmo e inicien el próximo curso con brío.

Sobre los deberes de los alumnos se ha escrito mucho. Yo no voy a ir por ahí. Ni por los libros de verano ni sobre la necesidad de que quienes han trabajado durante el curso gocen de un merecido descanso, aprovechen para jugar o cultivar aspectos no académicos.

Si la enseñanza es cuestión de toda la comunidad educativa, quizá las tareas de verano que menos importen sean las de los alumnos.

Me viene ahora a la memoria el movimiento #EnHorarioEscolar impulsado por más de cuarenta asociaciones. Se pedía el cumplimiento de la legislación vigente en relación con la atención a alumnos de las altas capacidades en horario escolar. Quien no esté familiarizado con este problema quizá piense ¿pero qué más necesitan?, ¿no son listos?, ¿qué atención pueden requerir? Pues sí, sí que necesitan atención especial. Incluso la legislación reconoce que hay que intentar potenciar las capacidades específicas de cada alumno; y los de altas capacidades son un colectivo con una sensibilidad especial. La escuela actual no siempre se lo pone fácil. Este verano puede ser un buen momento para estudiar propuestas que sean realizables, que se puedan implantar en horario escolar, que sirvan para sumar, que se vea que pretendemos la mejora del sistema educativo y que no somos el problema, sólo lo visualizamos para concienciar a los responsables.

No soy quién para poner deberes a la administración pero podría aprovechar la calma veraniega para revisar fortalezas, debilidades y cuantificar los recursos disponibles para emplearlos de forma eficiente y conseguir en unos años, y espero que no sean décadas, que la Región de Murcia pase de estar a la cola en los informes educativos a liderar los primeros puestos; en el ámbito de las Altas Capacidades se podría diseñar un plan que dote a los docentes de herramientas para la identificación de las altas capacidades de forma proactiva y lo más tempranamente posible.

Para las madres y padres puede ser tiempo de reflexionar, ¿cómo le ha ido el curso a nuestros hijos? ¿qué tal han estado? ¿qué deficiencias han encontrado? Quizás sea el momento de hacer un ejercicio para quitarnos el miedo, para identificar las deficiencias del sistema, para exigir la atención, sin MIEDO a las represalias, que quizás sea un miedo infundado, pero que es real, el miedo a que nuestras exigencias puedan afectar a nuestros hijos, ya que nuestra capacidad reivindicativa disminuye cuando hablamos de nuestros hijos, porque ¿y si luego les perjudicamos? ¿y si les señalamos? ¿y si nos equivocamos y luego ellos van a pagar nuestra osadía? Pero si se piensa bien, si todas nuestras exigencias son transmitidas con respeto, se justifican y se explican con firmeza, sólo pueden ser buenas para todos. Muchas veces se piensa que todo va bien, puesto que nadie se queja.

Quizá esté extendido el sentimiento de «mejor me callo, me quedo como estoy e intento adaptarme al sistema» pero convendría pensar también que el tiempo juega en nuestra contra, que la atención no exigida es una oportunidad que pierden nuestros hijos. No es bueno aguantar con la esperanza de que en unos pocos años habrán salido del sistema educativo y podrán florecer. No, no debe ser así. Tienen que florecer dentro del sistema educativo, tienen que brillar con toda la intensidad de la que sean capaces y moralmente las madres y padres tenemos la obligación de hacer que esto, que también es ley, se cumpla. Debemos ser conscientes de que la influencia del sistema educativo en nuestros hijos es enorme.

Estoy convencida de que si nos lo proponemos seriamente, conseguiremos que la calidad educativa experimentará una enorme mejoría. Si todos nos sumamos, administración, docentes y familias, el resultado puede ser espectacular.

¡Feliz Verano!

Publicado en La Opinión de Murcia