Ahora toca ahorrar

La principal diferencia entre los mejores y el resto está en la capacidad de ahorro y en la gestión del mismo. Si ahorras tendrás éxito en la vida y como no ahorres, como tengas los bolsillos llenos de agujeros, lo vas a pasar verdaderamente mal, independientemente del nivel retributivo y estatus que puedas llegar a alcanzar con tu puesto de trabajo.

La covid-19 ha provocado que las tasas de ahorro hayan crecido exponencialmente tanto en España como en el resto de países y, según las previsiones, podríamos llegar a cerrar el año con tasas de ahorro en torno al 20%.

En España se ahorra poco en comparación con los países con los que pretendemos compararnos y a los que muchos ponen como ejemplo. Bien es cierto que el ahorro creció en la segunda mitad del año 2019 pero no es menos cierto que tal crecimiento deviene de la incertidumbre generada por la inestabilidad política y ralentización del crecimiento del año pasado.

Continuar leyendo «Ahora toca ahorrar»

Ética algorítmica y algo más

Este artículo no versa sobre el pin parental, así que puede Vd. respirar tranquilamente y seguir leyendo. La semana pasada asistí como invitado a un congreso organizado en tierra de coronavirus y, sinceramente, he vuelto tranquilo, no ya por el virus gripal sino más bien por lo que pude escuchar de determinadas personalidades relevantes a nivel mundial que intervinieron en el Congreso organizado por la Pontificia Academia para la Vida.

Empezando por el final, destacar una frase del discurso de clausura pronunciada por quien es fiel representante de millones y millones de personas. Refiriéndose a la llamada “inteligencia artificial” y a los profundos cambios que está experimentando la vida con motivo de los avances tecnológicos, vino a decir el Santo Padre Francisco: “Todavía no tenemos nociones establecidas para responder las preguntas inéditas que la historia nos hace hoy. Nuestra tarea es más bien caminar con los demás, escuchar con atención y conectar la experiencia y la reflexión”.

Continuar leyendo «Ética algorítmica y algo más»

Sostenibilidad

Lo que unos llaman democracia otros lo llaman demagogia. Y es que hemos entrado en una dinámica tal que, sea lo que fuere y el uno por el otro, la casa se queda sin barrer. Entre todos la mataron y ella sola se murió, como el Mar Menor se está muriendo. Esta época pasará a la Historia, y si no, al tiempo.

Lejos de entrar a valorar técnicamente tanto las causas como las posibles soluciones que devuelvan al Mar Menor su esplendor de otras épocas, cosa que me atrevo a hacer por mi falta de conocimiento al respecto, sí puedo aprovechar para poner sobre la mesa un concepto que, no exclusivamente por el estado del nuestro mar, pero además de ello, está siendo llevado en boca por muchos como otrora lo fueron conceptos tales como por ejemplo lo fue la prima de riesgo. Me refiero al concepto de sostenibilidad. Ahora tenemos que ser sostenibles, a saber, ser capaces de satisfacer necesidades actuales sin comprometer las capacidades del futuro. ¿Acaso no lo hemos sido anteriormente? ¿En qué momento dejamos de serlo? Y si no lo hemos sido ¿Por qué tenemos que serlo ahora?

Continuar leyendo «Sostenibilidad»

«Ipad» para todos, bajadas de impuestos y más subvenciones: «default»

Ay, Boabdil, Boabdil…

No son pocos los que me preguntan si es verdad que se atisba en el horizonte otra crisis económica y si esta va a ser aún más dura que la anterior. Ya hemos sacado a Franco del Valle de los Caídos y todos nuestros problemas han quedado resueltos. Podemos afirmar que, venga o no venga crisis, los españoles somos felices, ya no tenemos problemas.

Visto desde una perspectiva más estrictamente económica, hablar de felicidad se torna ciertamente difícil. Existen varias formas de analizar la felicidad, y si no me creen, piensen en cómo están enseñando a sus hijos a ser felices: uno puede buscar que sus hijos sean felices dándoles todos los caprichos que se le pasen por la cabeza o bien pueden procurar que sean felices con lo que tienen enseñándoles a esforzarse por conseguir cuantas metas quieran conseguir. Y entre una y otra opción, las que se le ocurran a cada uno. Por esta razón, dado lo relativo del término, a los economistas nos gusta más hablar de bienestar.

Continuar leyendo ««Ipad» para todos, bajadas de impuestos y más subvenciones: «default»»

¿Revolución fiscal?

Estoy a favor de bajar los impuestos bajo cualquier circunstancia, por cualquier excusa y por cualquier razón, siempre que sea posible. Y es posible bajar impuestos manteniendo e incluso incrementando el grado de bienestar.

Como saben, la idea es del Nobel de Economía Milton Friedman. Y yo la suscribo. Pero antes de hacer un breve repaso a las condiciones de posibilidad de la afirmación anterior permítanme centrar el debate. Bajar, o subir, impuestos no es revolucionario, por lo tanto el anuncio de bajar impuestos, aunque se refiera a bajar absolutamente todos los impuestos, no debe catalogarse como “revolución fiscal”. El concepto escogido para anunciar la bajada de impuestos, a mi modo de ver, es un error mayúsculo por parte de quienes lo acuñaron, primero porque bajar impuestos no constituye tal revolución si no viene acompañado de otras cosas y, en segundo lugar, porque revolución significa algo así como “cambio brusco” y, por lo tanto, estás dando la oportunidad a los de enfrente para que esgriman todo tipo de calificativos asociados a ese cambio, tales como peligroso, suicida, injusto, etc.

Continuar leyendo «¿Revolución fiscal?»